jueves, 16 de septiembre de 2010

Todos estamos asustados

Jamás escribo sobre política, ni sobre la situación del país, ni problemáticas sociales, los artículos de opinión no son mi fuerte y mi fuerte no es dar tampoco mi punto de vista a cerca de temas controversiales, tal vez sea miedo a ser amedrentada, tal vez me contagié del silencio colectivo de este pueblo, hoy me atrevo a hacerlo, igual con miedo a expresarme y que no se entienda lo que diga, que no sea tan lógico como la gente espera, pero igual siento que ni yo, ni ustedes, ni nadie puede quedarse tan callado, tan indiferente ante las cosas que pasan en el país, en la ciudad y que son un reflejo en la universidad.

Con mucha indignación y tristeza me refiero a los hechos acontecidos esta semana en la Universidad de Antioquia, es triste ver como los alumnos son violentados indiscriminadamente, como los derechos se vulneran, como el dialogo ya no es una salida, ni una opción y que los organismos defensores ni se pronuncian y en mi condición de estudiante, pienso en lo insegura que es la cuidadela para mi, para mi hija que también disfruta de esta, para mis compañeros, para los estudiantes que la visitan, para los profesores, para mucha gente que pertenece o hace uso de este espacio y es que no solo es insegura por que un ESMAD ya tenga permiso de entrar a ella, también es insegura por que hay grupos revolucionarios y cuando la comunidad queda en medio de ellos ¿Hacia donde correr?.

Dejo claro que no defiendo, ni critico a los grupos revolucionarios de la universidad, ni a los ESMAD, tampoco estoy a favor de las directivas y sus políticas, ni de los estudiantes enfurecidos; cada una de las partes tiene sus razones y para ellos son válidas, cada parte defiende su posición, yo defiendo mi posición, pero la problemática ya ha tomado dimensiones más grandes, muchos no piensan en ello ni tratan de ver el contexto general de la situación, díganme ¿que piensa la madres de unos de los muchachos que hace su lucha contra la opresión del gobierno? ¿o que piensa la esposa del policia que lo enviaron a cumplir ordenes? ¿que pensará la secretaría y la auxiliar que solo hacen su trabajo y ve como un enorme grupo de estudiantes enfurecido les exige que abandonen el lugar? ¿que piensa el policía que le tiran una papabomba? ¿que piensa el estudiante cuando grita respeto y es golpeado o le tiran un gas? ¿que piensa un hija de un administrativo que se entera por Internet de lo que le pasó a su papá en una revuelta en la universidad? ¿El estudiante o le joven que no teniendo otra salida o amenazado debe golpear a otro o vender drogas?

Insisto en que no defiendo las políticas violentas, ni los ataques, no estoy de parte del atropello pero pienso como mamá, como estudiante, como hija, como compañera que no solo se trata de mi, la universidad como se ha dicho es un reflejo de la ciudad y la ciudad a su vez el reflejo de un país golpeado por la violencia, la corrupción, el narcotráfico, el caos que desde hace mucho nos tiene en un estado de tensión, las soluciones no se ven, los organismos como la Cruz Roja o los Derechos Humanos no se ven mediando en los conflictos,  nadie hace nada y ahora cada uno trata de hacer justicia y hacer valer sus derechos por la fuerza, nos enfrentan unos a otros y nos llenan de ideas la cabeza. Somos personas todos y cada uno de los que están involucrados en este problema, todos estamos asustados! y todos actuamos de la manera primitiva, con el instinto natural de conservar la vida... pero es que esa vida llena de miedo... no es un derecho fundamental cumpliéndose sino violándose.

El lunes estaba fuera de la universidad, los alumnos dentro de esta protestaban contra la TIP y los policias y dos estaban detrás de mi observando también, uno decía "Esos son los educados supuestamente, los que estudian, los inteligentes y vea... Ojalá entren los ESMAD y le den, les casquen bien bueno" sentí demasiada rabia y odio por ellos... y trate de contenerme y solo le dije "Muchos de ustedes son unos ignorantes, no por eso nosotros generalizamos" me di vuelta llena de miedo pero el solo dijo "no nos pueden generalizar, como nosotros tampoco deberíamos hacerlo". Así como a los policías les venden ideas sobre los estudiantes de la Universidad de Antioquia, idea erradas, a nosotros también, y no solo de ellos de todo, a todo el pueblo de este país en general, nos engañan, nos mienten, nos asustan, nos llenan de odio contra otros, nos ofrecen la violencia como solución y nos acallan para decir que ya las palabras no son una salida o una solución, no trato de dar una solución o ideas para llegar a acuerdos en un conflicto que a todos se nos salió de las manos, solo comparto lo que pienso, mi miedo, mi desazón, la angustia de no saber que va a pasar con todos, la tristeza por los que son victimas y que si miramos a fondo, esas victimas somos todos.

No hago llamados a la conciencia, ni a la concertación, las personas estamos tan asustadas que tememos incluso escuchar las razones del otro, ponernos en su lugar, volver a confiar, no son seguras las calles, ni las casas, ni los parques, ni las instituciones educativas, a donde vayamos todos somos enemigos y como tal nos comportamos, estamos dejando que nos lleve la corriente del caos, como dice una cita "Divide y Vencerás" ya estamos divididos y pronto si la situación sigue así también vencidos... No tengo, ni conozco una fórmula para dar solución al conflicto, no tengo respuestas para nadie, solo digo que tratemos de no callar, pero también tratemos de escuchar...

Tal vez no sea muy coherente ni muy aportante este texto, ni lo que digo y aun así publico con miedo de que ya ni nos podamos expresar... pero siento como muchos el enorme deseo de decir ¡No más!

0 comentarios :

Publicar un comentario